Umami Barcelona

Umami Barcelona

Celler Pardas

Celler Pardas

13 de febrero de 2017

Una escapada al Penedès siempre sienta bien tras unos intensos días de trabajo que incluyen incluso todo un fin de semana. El frío no es tampoco excusa para salir de Barcelona y acercarse a la localidad de Torrelavit a hacer una visita a una de las bodegas más emblemáticas de la zona, Celler Pardas.

Esta bodega fue creada en 1996 por Ramon Parera y Jordi Arnan, enólogo y agrónomo respectivamente, cuyo epicentro es la finca Can Comas que se componía de una masía medieval y una antigua bodega en desuso que estaban rodeadas de 30 hectáreas de bosques y 30 hectáreas más de terrenos no cultivados, cultivos de cereales y pastos.

Tras largos arduos años de trabajo en toda la finca con la plantación de nuevas cepas con variedades autóctonas, restauración de la masía y de la bodega, sale su primera añada en el 2004. Su concepto vitícola se ha mantenido desde entonces inalterable la definen como “una viticultura estrictamente de secano, dejando que se expresen las añadas, trabajamos las viñas de forma austera, llevando a cabo una agricultura de conservación y no labrando la tierra para evitar la erosión y favorecer la vida en el suelo manteniendo la cubierta vegetal”. Además no utilizan “abonos para intentar que cada vid encuentre su propio equilibrio en el terreno en que arraiga”.

Ramon Parera nos recibió y nos mostró algunas de las viñas que rodean la masía, entre las que destacaba una plantada con Malvasía de Sitges con la que se mostró muy orgulloso de los buenos resultados que está dando en las últimas añadas.

Un recorrido por la bodega para disfrutar de una bella arquitectura antigua perfectamente recuperada y que se ha concebido para la elaboración del vino por gravedad a diferentes alturas que parten de la recepción de la uva, prensado y depósitos de fermentación y sala de barricas.

Entre sus novedades pudimos descubrir su nuevo depósito de cemento ovalado en los que el vino se cría de manera diferente, produciéndose un movimiento óptimo de las lías manteniéndose en suspenso de manera constante, aportando una óptima micro oxigenación y consiguiendo, consecuentemente, una complejidad mayor.

Acabamos con una preciosa cata de sus vinos.

Tres horas de visita que pasaron volando y sólo faltaba despedirse y aventurarse y descubrir la gastronomía del vecino restaurante Cal Xim.

¡Una jornada completa!

Colaboradores

Casal dels Infants
Privat Events
+ACCES
Finca Parera
Maria Rigol Ordi
Vinyes Domènech
La Vinyeta

 

 

Cargando...
x
X